Etiqueta: Juan

  • La voluntad de nuestro Padre Celestial

    Predicador: Jose Luis Salazar Trujillo    Dios es nuestro Padre Nosotros llegamos  a ser hijos de Dios Jn. 1:11-12; Rom. 8:14-15 Hay evidencia de que somos hijos de Dios […]

  • La Reconciliacion de Dios

    Colosenses 1:15-23    Colosenses 1:15-23 ¿Quién es el reconciliador? Col 1:15-17 La misma esencia de Dios. V15 Nadie le vio jamás. Jn 1:18 Muéstranos al Padre. Jn 14:9 El […]

  • El Perdon de Dios

    Juan 3:16    Juan 3:16 Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no […]

  • El Grito de Media Noche

    Mateo 25:1-13  Nos estamos acercando a la hora de la media noche. El llamado se le da a los Cristianos. ¡Levantaos! ¡Velad! Marcos 13:35-37 Cansado de esperar. Castigado-Cansado de […]

  • La Grandeza del Nuevo Pacto

    Hebreos 9:23-10:25  Hebreos 9:23-28 23 Fue, pues, necesario que las figuras de las cosas celestiales fuesen purificadas así; pero las cosas celestiales mismas, con mejores sacrificios que estos. 24 Porque no […]

  • Viejo y Nuevo Pacto

    Hebreos 8:1-9:22  Hebreos 8 1 Ahora bien, el punto principal de lo que venimos diciendo es que tenemos tal sumo sacerdote, el cual se sentó a la diestra del trono […]

  • Melquisedec

    Hebreos 7  1 Porque este Melquisedec, rey de Salem, sacerdote del Dios Altísimo, que salió a recibir a Abraham que volvía de la derrota de los reyes, y le bendijo, […]

  • El Cristiano Maduro

    Hebreos 5:11-6:12  Hebreos 5:11-14 11 Acerca de esto tenemos mucho que decir, y difícil de explicar, por cuanto os habéis hecho tardos para oír. 12 Porque debiendo ser ya maestros, después […]

  • El Sumo Sacerdote

    Hebreos 4:15-5:10  Hebreos 4:14-16 14 Por tanto, teniendo un gran sumo sacerdote que traspasó los cielos, Jesús el Hijo de Dios, retengamos nuestra profesión. 15 Porque no tenemos un sumo sacerdote […]

  • El Reposo de Dios

    Hebreos 3:7-4:13   Hebreos 3:7-19 7 Por lo cual, como dice el Espíritu Santo:     Si oyereis hoy su voz, 8 No endurezcáis vuestros corazones, Como en la provocación, en el día de […]